Read us in · Lissez-nous en · Leia-nos em · Lesen Sie uns auf · 用中文读我们 · Читайте на русском ·日本の海洋

English French Portuguese German Chinese Simplified Russian Japanese

Cambios previstos en la nueva ISO 9001:2015

Imagen: www.ISO.org

La próxima versión de la norma internacional ISO 9001, prevista para finales de septiembre de 2015, está actualmente disponible (previo pago) en forma de borrador de trabajo, tanto en la web oficial de ISO (en inglés y en francés), como en la web de AENOR (en español). 

Aunque hasta la publicación de la versión definitiva es bastante posible que se produzcan cambios en el borrador actual, ya se pueden adelantar algunas de las variaciones que muy probablemente contendrá la nueva versión de la misma, con respecto a la versión anterior, la que está actualmente en vigor. 

Los principales cambios que están previstos son:

1. Se modifica la redacción del texto de la norma, para darle un carácter más general y con ello más fácilmente aplicable a empresas de otros sectores distintos a los puramente productivos, como pueda ser el sector servicios. Por ejemplo, se pasa del concepto de "realización del producto" al concepto de "operaciones", más amplio, y que se ajusta a cualquier sector económico.

2. Se revisa el concepto de "alcance" del sistema de gestión. La tradicional definición de la organización se contemplará como el requisito de explicar el "contexto de la organización".

3. Se redobla la importancia atribuída a la planificación y al liderazgo de la alta dirección como ejes principales para la implantación efectiva de la norma. 

4. Se avanza más aún en el enfoque a procesos. El punto 4.4.2 contendrá un conjunto de requisitos que se consideran esenciales para que el sistema de gestión de calidad de la organización tenga un claro enfoque a los procesos; estos requisitos -previsiblemente- serán: definir los procesos, conocer los insumos (entradas), los resultados (salidas), la secuencia (procesos intermedios), conocer la interacción entre procesos, identificar y evaluar los riesgos, y establecer indicadores específicos, entre otros.

5. Se prescinde del concepto de "acción preventiva", y en su lugar se introduce la gestión de riesgos como herramienta específica de prevención de las desviaciones y oportunidades.

6. Se sustituyen los términos "documento" y "registro" por "información documentada", eliminando cualquier posible confusión o distinción entre ambos conceptos.

7. Se pasa de hablar únicamente del "cliente" a considerar además a "las partes interesadas". Con ello la nueva versión de la norma da un paso más hacia los esquemas de calidad total y los modelos de excelencia, ya que establece que deberemos considerar en el sistema de gestión también a los accionistas, a terceras personas no clientes (la sociedad), a nuestros proveedores (como parte interesada, no como meros proveedores), etcétera, abriendo con ello la posibilidad a plantear alianzas en aspectos tales como las expectativas y necesidades de cada parte interesada, o la interacción con ellas (comunicación, establecimiento de requisitos de calidad concertada, uniones temporales de empresas y proyectos conjuntos -joint ventures-, etcétera).

8. Se refuerza un aspecto ya incluido en versiones anteriores de la norma, dentro del apartado relativo a "control de cambios", pero que probablemente necesitaba mayor recorrido, para equiparar a esta norma ISO con los modelos de excelencia actuales: la gestión del cambio, pero dentro de la organización en su conjunto.

9. Se incidirá más en el concepto de "mejora continua". Aunque el mecanismo concreto aún no está establecido de forma definitiva, parece que la nueva versión de la norma ampliará el alcance de este requisito, desde los actuales requisitos asociados a no conformidades/acciones correctivas, auditorías internas y externas, resultados de la evaluación de satisfacción de clientes o indicadores clave, sino que se asociarán también a la gestión de riesgos y oportunidades, entiendo ambas cosas como fuentes importantes de posibles mejoras. Asimismo, se establecerá como requisito de la norma el que las organizaciones definan claramente sus acciones encaminadas a la mejora (es decir, que sean cosas concretas, definidas), las prioricen en función de su propia estrategia, y aseguren los medios necesarios para tratar de alcanzarlas.

Elaboración propia.
Fuentes: ISO, AENOR e intedya.com.

Entradas populares de este blog

Claves para adaptar fácilmente su Sistema de Gestión de Calidad a la nueva ISO 9001:2015

Claves para adaptar fácilmente su Sistema de Gestión Ambiental a la nueva ISO 14001:2015