La inversión en I+D de las empresas de la UE aumentó un 2,6% en 2013 pese a la crisis

09/01/2014

Las inversiones en I+D por parte de las empresas de la UE crecieron un 2,6 % en 2013, pese al entorno económico adverso, pero lo hicieron a un ritmo notablemente inferior al del año anterior, cuando el crecimiento fue del 6,8%, y muy por debajo de la media mundial de 2013 (4,9 %) y de las cifras de las empresas establecidas en EE.UU. (5 %) y Japón (5,5 %). 


Estos datos se recogen en el informe sobre I+D industrial de la Comisión Europea, que analiza la inversión realizada en I+D por las 2.500 principales empresas de todo el mundo.


Las empresas españolas aportan el 0,8% de estas inversiones a nivel global. 


Inversión en I+D de las 2.500 principales empresas, dividida por países.
Fuente: Comisión Europea.

La Comisión Europea publicó la semana pasada estos resultados en el cuadro de indicadores sobre la inversión en investigación y desarrollo industrial en la UE (EU Industrial R&D Investment Scoreboard) de 2014, que analiza los datos de las 2.500 principales empresas del mundo, que representan alrededor del 90 % del gasto total de las empresas en I+D. Los datos revelan que las empresas de la UE (633) invirtieron 162.400 millones de euros en 2013, mientras que las estadounidenses (804) invirtieron 193.700 millones de euros, y las 387 japonesas, 85.600 millones.

También se publicó ayer la encuesta de la UE sobre las tendencias de la inversión en I+D (EU Survey on R&D Investment Business Trends) de 2014, que se basa en una muestra ampliada de los mil primeros inversores en I+D de la UE.

Los que más invierten

El fabricante de automóviles Volkswagen, con sede en la UE, lidera la clasificación mundial por segundo año consecutivo, con una inversión total en I+D de 11.700 millones de euros (un aumento del 23,4 %). Samsung (Corea del Sur) ocupa el segundo puesto de la clasificación, seguida por Microsoft (EE.UU.).

El sector del automóvil, donde las inversiones siguieron creciendo un 6,2 %, representa una cuarta parte de la inversión total en I+D de las empresas del cuadro de indicadores de la UE. Por otro lado, los sectores de alta tecnología, como la industria farmacéutica o el hardware y los equipos tecnológicos, han crecido menos y han reducido la media global de la inversión europea en I+D.

Crece el empleo

En 2013 las empresas del cuadro de indicadores emplearon a 48 millones de personas en todo el mundo. En los ocho últimos años (2005-2013), el empleo en las empresas establecidas en la UE ha crecido un 18,2 %, impulsado por los sectores de más intensidad de I+D. Esta tendencia mantiene su pujanza pese al ligero descenso del empleo (0,6 %) registrado por las empresas de la UE el año pasado.

El 97 % de la inversión en I+D de las empresas de la UE corresponde a empresas establecidas en diez países. El rendimiento global lo lideran en gran medida empresas de tres países —Alemania, Francia y Reino Unido— cuyas inversiones representan más de dos tercios del total. En Alemania y el Reino Unido, la inversión de las empresas siguió creciendo (un 5,9 % y un 5,2%, respectivamente) por encima de la media, mientras que en Francia la inversión en I+D descendió (– 3,4 %).

El descenso de la inversión en algunas grandes empresas de la UE afectó de manera especial a la tasa de inversión en I+D de sus respectivos países. Así ocurrió con Nokia (– 17,1 %) o STMicroelectronics (– 19,2 %), con el consiguiente impacto significativo en la inversión total de Finlandia (– 11,6 %) y los Países Bajos (– 0,1 %), respectivamente, dos de los diez primeros países europeos.

Entretanto, la inversión en I+D de las empresas del cuadro de indicadores de algunos países de la UE creció por encima de la media mundial —Irlanda (13,6 %) e Italia (6,4 %)— y por encima de la medida de la UE —España (4,4 %)—.

Reacciones 

El portugués Carlos Moedas, comisario responsable de Investigación, Ciencia e Innovación, señala lo siguiente en el comunicado de la Comisión: "Pese al difícil clima económico, las empresas de la UE siguen invirtiendo en I+D. Es buena noticia, pero debe hacerse más para no quedar a la zaga de nuestros competidores. En una situación de restricción de los recursos públicos, resulta aún más esencial atraer las inversiones privadas en I+D". 

"El programa Horizonte 2020", continúa, "implica ya a más empresas que nunca, pero estamos preparados para mejorar posiciones. El plan de inversiones de 315.000 millones de euros presentado por la Comisión y el Banco Europeo de Inversiones ayudará a movilizar más inversiones privadas en proyectos de más riesgo, lo que beneficiará a la I+D en toda Europa." 

Tibor Navracsics (Hungría), comisario de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, subraya al respecto: "Gracias a la presencia de excelentes investigadores y a las buenas oportunidades para compartir conocimientos, Europa es un destino atractivo para las inversiones en I+D. Ahora bien, mantener la competitividad frente a nuestros competidores mundiales nos exige impulsar la inversión, que debería beneficiar a una serie de disciplinas y ámbitos de investigación. La creación de una economía del conocimiento requiere unas bases sólidas, y confiamos en que nuestros socios industriales nos apoyen en este esfuerzo." 

Más de una década de informes 

El cuadro de indicadores sobre la inversión en investigación y desarrollo industrial en la UE lo publica cada año la Comisión Europea (Dirección General de Investigación e Innovación y Dirección General Centro Común de Investigación). El estudio recoge los principales indicadores económicos y de I+D de las empresas sobre la base de las últimas cuentas publicadas. 

Mide el valor total de sus inversiones mundiales en I+D financiadas con sus propios fondos, independientemente del lugar donde se efectúe la I+D correspondiente. Incluye a las empresas que en 2013 invirtieron más de 15,5 millones de euros en I+D y están establecidas en la UE, EE.UU., Japón, y otros países (676), entre los que figuran China (199), Taiwán (104), Corea del Sur (80) y Suiza (62). Su base de datos, que contiene información sobre las empresas que más invierten en I+D desde 2003, permite analizar el comportamiento y el rendimiento de las empresas durante periodos más largos.

Fuentetendencias21.net