Publicado el informe 2016 de Transparencia Fiscal del Ibex 35 · Fundación Compromiso y Transparencia

07/04/2017

[Fuente: www.compromisoytransparencia.com]
En el informe, elaborado por Javier Martín Cavanna* y Concepción Sacristán Sánchez*, se analiza la información fiscal disponible en las respectivas webs de las treinta y cinco empresas que han conformado el índice bursátil IBEX 35 durante el año 2016.

Los autores han organizado el estudio entorno a cinco áreas de análisis: cuestiones generales, información fiscal, paraísos fiscales/blanqueo de capitales, sistemas de denuncia/control, y auditoría.

El objetivo de este trabajo, según una de sus coautoras, es arrojar luz sobre la cuestión de la “factura fiscal de las grandes empresas”, es decir, centrar el debate actual sobre si las grandes empresas españolas pagan su “cuota equitativa de impuestos” en los países en donde operan, algo que cada vez acapara más atención por parte de los ciudadanos, medios de comunicación y políticos.

La versión completa del informe está disponible en la web de la Fundación Compromiso y Transparencia, y se puede descargar a través de este enlace.

Nosotros por nuestra parte hemos querido extraer y sintetizar las principales conclusiones del informe, y compartirlas con vosotros a continuación en esta entrada semanal de nuestro blog:

Resumen de las principales conclusiones al informe


  • En primer lugar, puede apreciarse una significativa mejora en el porcentaje de cumplimiento de la mayoría de los indicadores desde 2014:

[Fuente: www.compromisoytransparencia.com]

  • Además, hay dos datos que invitan al optimismo: (1) en 2016 ninguna empresa ha obtenido una calificación de cero y (2) cada vez son más las empresas que alcanzan el grado de transparentes.
  • Si otros años la información fiscal era completa desde un punto de vista legal, pero dispersa y, en ocasiones, de baja calidad, este año la información sobre estas cuestiones se presenta en general de manera más ordenada, clara y sistemática en las empresas.
  • Se ha extendido la buena práctica de elaborar un documento ad hoc de reporte de la contribución fiscal en el año. 
  • Destacar también los nuevos enlaces en las webs a información fiscal, y los apartados específicos en los informes anuales, de sostenibilidad o de responsabilidad corporativa, en los que se facilitan algunos detalles sobre los aspectos analizados en el informe.
  • Todavía persiste cierto tono triunfalista al aportar la información fiscal. Se siguen destacando logros y premios, tratando los riesgos asociados a las actividades y los impactos negativos de forma menos importante, a veces incluso de soslayo.


A continuación se detallan algo más las conclusiones del informe, agrupándolas por cada una de las áreas analizadas:

Cuestiones generales

1. Las cuestiones fiscales siguen sin formar parte de las declaraciones de principios y valores de la mayoría de las empresas y siguen siendo dos (6%) las compañías que hacen alguna referencia a los temas tributarios en sus declaraciones corporativas, generalmente en el marco de la misión.


2. Se sigue percibiendo el impacto positivo del artículo 529 ter, 1.i) de la Ley 31/2014 con la publicación de las políticas o estrategias fiscales y ya son veinticinco (71%) las empresas
que lo han hecho, once más que el año pasado.


3. Todavía trece empresas no han suscrito el Código de Buenas Prácticas de la AEAT, una menos que el año pasado, y son siete las que no informan de modo adecuado en sus webs u otros documentos, tres menos que en la anterior edición.

4. De las diecinueve empresas que manifiestan su adhesión a las “Líneas directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales”, solo cinco (14%) hacen mención expresa a la dimensión tributaria del documento o manifiestan tal adhesión en un contexto fiscal.

5. Doce empresas (34%) comunican con detalle sus impactos económicos en los países donde operan, incluyendo los impuestos pagados como elemento destacable de su contribución económica local, y seis (17%) lo hacen sin desglose geográfico.

Información fiscal

6. Se ha extendido la buena práctica de elaborar un documento específico sobre cuestiones fiscales y ya son tres las empresas que lo publican. También son mejores los enlaces sobre transparencia o responsabilidad fiscal en las webs de algunas empresas, ya son cuatro las empresas que cuentan con páginas webs con esta información.

7. Catorce empresas (40%) informan sobre los impuestos pagados con detalle país por país.

8. Seis empresas (17%) incorporan las cuestiones relacionadas con los litigios fiscales (p.e., naturaleza, cuantía y administraciones con las que los mantiene) en algún documento de reporte como los informes de sostenibilidad o de responsabilidad social. Ocho empresas (23%) informan con detalle sobre esta materia pero solo en las cuentas auditadas.

Paraísos fiscales y blanqueo de capitales


9. En relación con el espinoso asunto de la presencia en paraísos fiscales y centros financieros off-shore, todavía veinticinco empresas (72%) no facilitan ninguna información detallada ni posicionamiento al respecto.

10. El 46%, dieciséis empresas, no informan sobre sus políticas y procedimientos establecidos para luchar contra el blanqueo de capitales.

Sistemas de denuncia y control

11. Quince empresas (43%) no cuentan con canales de denuncia sobre comportamientos contrarios a la ética que sean confidenciales y abiertos a todas las partes interesadas.

12. Nueve empresas (26%) no facilita información sobre la gestión de sus riesgos fiscales.

Auditoría

13. Existen sensibles diferencias en la información que las empresas proporcionan a la hora de evaluar la independencia del auditor externo. La mayoría de ellas (65%) siguen sin desglosar la información sobre los servicios adicionales que presta la empresa auditora diferentes de la auditoría legal.

14. Las empresas del IBEX 35 que no han rotado a la auditora externa al transcurrir cinco años presentan un periodo medio de relación ininterrumpida con la misma de dieciséis años. Está claro que este periodo implica un riesgo de familiaridad muy grande y también que las comisiones de auditoría y control no lo han sabido justificar.




*Sobre los autores: Javier Martín Cavanna es Director ejecutivo de la Fundación Compromiso y Transparencia, editor de la revista Compromiso Empresarial, profesor asociado del IE, y experto en transparencia y buen gobierno, responsabilidad social corporativa e innovación social. Concepción Sacristán Sánchez es consultora internacional en el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias – CIAT.

Fuente: www.compromisoytransparencia.com
Elaboración propia a partir de la fuente consultada.