Informe "La responsabilidad social empresarial y la creación de valor en América Latina"

24/10/2014
Imagen: www.dbs.deusto.es

El informe, elaborado por la escuela de negocios Deusto Business School, concluye que la RSC ha progresado en los últimos años en los países iberoamericanos analizados (Brasil, México, Argentina y Chile) y que las tendencias más avanzadas están consolidadas como estrategias habituales en las empresas.



Pero no todo son buenas noticias. El estudio también concluye que las actividades de RSC en estos mercados de iberoamérica tienen todavía un potencial de desarrollo grande, en especial en dos aspectos muy importantes para su implantación efectiva, como son:
  • Aumentar el protagonismo de las autoridades públicas como incentivadores de la implantación de la RSC en la sociedad y en las empresas, a través de políticas públicas de promoción o fomento de la RSC.
  • Cambiar el enfoque de la gestión de las actividades de RSC, para poner el foco en los impactos positivos que ésta genera en la sociedad, algo que todavía parace estar en un horizonte algo lejano en estos países. 
Otra de las principales conclusiones del estudio es que, en los países latinoamericanos analizados (Brasil, México, Argentina y Chile), existe una clara especialización en las prácticas de RSC, dependiendo de si inciden en derechos humanos y lucha contra la corrupción, desarrollo sostenible y trabajo con comunidades, medioambiente y derechos laborales.

En concreto, las empresas suelen tratar los temas relacionados con los derechos humanos y la lucha contra la corrupción desde un prisma de gestión de riesgos no financieros, mientras que las acciones dirigidas al desarrollo sostenible y al trabajo con comunidades son más proclives a ser orientadas desde el punto de vista de la creación de valor compartido. Por último, los aspectos relativos a trabajo decente y derechos laborales, así como los relacionados con el medioambiente ofrecen una perspectiva más ecléctica, y en muchas ocasiones se abordan desde una vertiente que combina tanto la gestión de riesgos como la creación de valor compartido con la sociedad.

"El estudio presenta abundante evidencia empírica de que la gestión responsable de riesgos y la creación de valor compartido con la sociedad no son dos desarrollos separados como aseguran Porter y Kramer, sino que son ya las dos caras de la RSE entre las empresas avanzadas en sostenibilidad en América Latina", en opinión de Manuel Escudero, director del Centro de Negocios Sostenibles de Deusto Business School y coautor del estudio junto a Jessica García.

El informe completo puede consultarse en el siguiente enlace.

Elaboración propia.

Fuentes: www.diarioresponsable.com, y www.dbs.deusto.es.