El Gobierno dará más poderes a la CNMV para vigilar y multar

  • La CNMV atará en corto a la banca con una nueva norma contra productos confusos
  • Elvira Rodríguez solicita más autonomía operativa y sancionadora para la CNMV
La petición que Elvira Rodríguez ha reiterado una y otra vez desde su toma de posesión como presidenta de la CNMV en octubre de 2012 se convertirá en realidad este año.
El Gobierno ha incluido en su plan de reformas para 2014 cambios profundos en la Ley del Mercado de Valores: “El objetivo es dotar a este organismo de mayor autonomía [...] y de más capacidades en su actuación reguladora, inspectora y sancionadora [...]”, señala el Ejecutivo.
La CNMV está sujeta a las restricciones impuestas sobre las ofertas de empleo público, que requieren una aprobación gubernamental explícita y deben enmarcarse en la propuesta conjunta de empleo anual del sector público. Está, por lo tanto, en desigualdad de condiciones respecto al Banco de España, el otro gran supervisor financiero, que sí goza de independencia para cubrir sus necesidades de plantilla.
El supervisor de los mercados, además, no se nutre de los impuestos de los ciudadanos, sino que goza de su propia caja. Y tradicionalmente ha ganado dinero. Los resultados de 2012, el último ejercicio publicado, arrojaron unas ganancias de 7,4 millones, y cerca del 70% de esta cantidad se fue directamente a las arcas del Tesoro. En 2011, el beneficio neto de la CNMV alcanzó los 21 millones de euros. Elvira Rodríguez ha reclamado más poder sancionador, y ha mencionado el informe que publicó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en julio de 2012. Este alerta de una eventual contaminación política del supervisor y critica las deficiencias en la a capacidad sancionadora y de autorización de entidades. Ahora corresponde al Ministerio de Economía, aunque sea a propuesta de la CNMV, dar luz verde a las sociedades y agencias de valores y las gestoras de cartera. Es más, las sanciones muy graves, aunque sean impulsadas por el supervisor, han de ser ratificadas por el ministerio pilotado por Luis de Guindos.
Otro de los puntos que se mejorará es la capacidad reguladora de la CNMV; hasta ahora, solo puede dictar normas cuando así está expresamente previsto en las normas de rango superior. El FMI considera que esta deficiencia puede ser especialmente negativa en el contexto actual de los mercados.
Los ‘espías’ del organismo mirarán con lupa a los comerciales de banca
El Ejecutivo ha  recogido el guante que le ha lanzado Elvira Rodríguez. En marzo pidió reformar la Ley del Mercado de Valores para que los técnicos puedan llegar a las sucursales sin identificarse previamente y detectar así incumplimientos de las normas de conducta esenciales. Es decir, los inspectores se harán pasar por clientes corrientes que van a informarse  una oficina. Así, comprobarán cómo se produce realmente la transmisión de información –distinta de la que aparece en el contrato que firma el cliente–, especialmente la información verbal. Además, comprobarán el grado de conocimiento de los productos ofrecidos por parte del personal de la red comercial de las entidades. A partir de julio, además, la CNMV “desarrollar un sistema de clasificación de productos en función de su riesgo y complejidad”, como publicó CincoDías el 23 de abril. 
El Ejecutivo ha  recogido el guante que le ha lanzado Elvira Rodríguez. En marzo pidió reformar la Ley del Mercado de Valores para que los técnicos puedan llegar a las sucursales sin identificarse previamente y detectar así incumplimientos de las normas de conducta esenciales. Es decir, los inspectores se harán pasar por clientes corrientes que van a informarse  una oficina. Así, comprobarán cómo se produce realmente la transmisión de información –distinta de la que aparece en el contrato que firma el cliente–, especialmente la información verbal. Además, comprobarán el grado de conocimiento de los productos ofrecidos por parte del personal de la red comercial de las entidades. A partir de julio, además, la CNMV “desarrollar un sistema de clasificación de productos en función de su riesgo y complejidad”, como publicóCincoDías el 23 de abril.
Fuente: http://cincodias.com